ES COSA DE…EQUILIBRIO VISUAL

Hola chicas lindas, feliz de poder conectarnos una vez más. Partiré agradeciendo que puedo escribirles y ustedes pueden leerme, es algo que parece obvio, pero en estos tiempos nada lo es, ¡qué bien nos hace agradecer..!

El día a día es bien incierto, por lo mismo inyectémosle todo el color del mundo para hacer lo que nos gusta y hace feliz, ¿les parece? Eso sí, siempre con respeto por el otro.

Hoy quiero hablarles del “equilibrio visual” el responsable de hacernos “sentir y ver bien”. ¿Por qué es importante? Simplemente porque gracias a la armonía que logremos con la vestimenta podremos comunicarnos asertivamente.

Partamos definiendo nuestro tipo de cuerpo…¿es reloj de arena, es redondo, es cuadrado? ¿es triángulo invertido o triángulo? Si no lo saben, les enseñaré cómo: vayan frente al espejo, ojalá en ropa interior y observen primero con amor lo que ven, ya que es bien fácil empezar a criticar. Luego, dirijan su mirada a la o las zonas con más volumen. Si logran descubrir eso, podrán tener claro qué tipo de cuerpo tienen.

Luego de este pequeño ejercicio, vayan a su clóset y revisen qué prendas favorecen la forma de tu cuerpo. Por ejemplo, si tienen mucho busto, eviten cuellos y aros redondos, poleras o blusas con estampados grandes y sobrecargar esa zona. En ese caso, prefiere escotes en V, aros pequeños o largos y colores más oscuros; si tienen mucha cadera – trasero, eviten pantalones pitillos y muy claros, y escojan pantalones oscuros y rectos; si tienen el cuerpo redondo o cuadrado, eviten el algodón mega elásticado (y transparente) y pantalones a la cadera, considerando mejor altos de tiro y algodones más gruesos y firmes.
Otro punto son las telas, es ideal elegirlas bien, ya que contendrá la zona del cuerpo que queremos disimular. ¿Cómo saberlo..? Me gusta siempre tocar y estirar, si se trasluce, no aconsejo comprar. Si eres de esas mujeres que se mueven mucho, una tela muy tiesa no te servirá, la idea es que la prenda vaya contigo, te acompañe, no te limite el movimiento.

En cuanto a los cortes, lo preferible es que dibujen la silueta que quieres proyectar. Si no tienes cintura, una blusa, camisa o blazer con pinzas en la espalda potenciará visualmente esa zona, haciendo ver que sí hay “cintura”.

Estos trucos visuales sacará a relucir la mejor versión de ti. El equilibrio visual que logres con prendas adhoc, telas y cortes favorecedores te harán sentir y proyectar solo seguridad en tu día a día. Si tienes dudas, me puedes siempre preguntar directo a mi cuenta de Instagram.

¡Un abrazo cálido a todas!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *