FERRETERÍA BIOBIOLUZ: SOLUCIONES PARA EL HOGAR A LA VUELTA DE LA ESQUINA

La adversidad en muchas ocasiones logra sacar lo mejor del ser humano y como un fénix muchos empresarios y emprendedores surgieron de las cenizas tras el 27 F. Han pasado más de 10 años y los recuerdos aún brotan espontáneamente.

En esa fatídica noche la reconocida ferretería Guzmán quedó literalmente reducida a escombros, la familia lo perdió todo, pero ese no fue el final del camino. Pronto se levantaron, pero los hermanos Guzmán optaron por cerrar el ciclo de la ferretería con el nombre familiar y crearon nuevos conceptos de ferretería como la Casa de la ampolleta, Ferretería Sudamericana y Ferretería Cuisine. Luego uno de ellos, Ociel, junto a su señora Javiera Maira, también dieron vida a BIOBIOLUZ.

Este último proyecto surgió el año 2013 para entregar soluciones de iluminación a la población del Gran Concepción, enfocándose fundamentalmente en ampolletas de todos los tipos como industriales y médicas. Aunque estuvo parada algún tiempo, todo resurgió en 2019 y tras una intensa búsqueda de locales específicamente en San Pedro de la Paz, en febrero de este año abrieron sus puertas para gran sorpresa y alegría de los vecinos de la comuna.

Ubicada en el local 1 del centro comercial Versluys, esta ferretería se especializa en soluciones de iluminación pero además tiene un completo mix de herramientas, menaje, grifería, artículos electrónicos e incluso implementos Covid-19, que te permitirán realizar ese proyecto que vienes planeando para mejorar tu hogar o simplemente corregir ese problema que te está sacando canas verdes.

Abierta de lunes a sábado, de 10.30 a 19.30 horas, y los domingos, entre 11 y 15 horas BIOBIOLUZ se ha transformado en un verdadero aliado para los sampedrinos durante esta pandemia y eso lo destaca su cofundador, Ociel Guzmán.

“Las ferreterías son una empresa esencial para el bien común, en el sentido que muchas veces se requieren cosas fundamentales como soda cáustica, amonio cuaternario, o simplemente ampolletas, pues una casa no funciona sin iluminación, entonces siento que hemos ayudado mucho a la comunidad en este complejo escenario, pues además les evitamos a los vecinos de esta comuna tener que ir al centro de Concepción”.

Por otra parte, indica que “Ferretería BIOBIOLUZ se mueve en relación a tres pilares fundamentales, primero la honestidad, lo que reflejamos a través de nuestros precios, tenemos valores éticos, no subimos los precios por el hecho de estar ubicados acá, pueden comparar y se darán cuenta que no hay diferencias. Un segundo valor es la alegría, con nuestros colaboradores siempre hacemos actividades para que estén alegres y eso se traspasa al servicio. El tercer valor es el agradecimiento, nosotros estamos sumamente agradecidos de que los clientes vengan a la ferretería y lo demostramos con regalos y atenciones para demostrar nuestro afecto”.

Esto lo refuerza la administradora del local, Angélica Troncoso, que señala que al buscar proveedores directos pueden ofrecer mejores precios.

“Aquí no se suben, ni se inflan precios, tenemos precios justos y esa es la idea más en estos tiempos difíciles, queremos poder ayudar a la gente, tenderle una mano a los vecinos”.


Dentro de la amplia gama de productos hay algunos dignos de destacar, entre ellos: Toda la cuchillería Tramontina, la grifería Fanaloza, las herramientas Truper, y la variedad de menaje y electrodomésticos.

“Nosotros creamos un formato diferente a la ferreterías tradicionales, creamos otro concepto, primero somos una ferretería dentro de un centro comercial, lo que no hay en ninguna parte. Por otro lado aquí se crearon espacios diferentes con vitrinas especializadas. La idea es ayudar a los clientes a solucionar problemas prácticos domiciliarios”, apunta enfática Angélica.

“Cuando hablas de una ferretería la gente de inmediato se imagina tablas, sacos de cementos, galones de pintura, herramientas desparramadas por todos lados, clavos y tornillos sueltos, pero nosotros estamos enfocados en la mantención domiciliaria, en espacios ya construidos, ofrecemos productos para reparaciones, por eso somos un formato más pequeño, más íntimo y con productos que permiten arreglar cosas que continuamente pueden fallar o estropearse en una casa”, dice Ociel, el cofundador de esta empresa que se ha convertido rápidamente en un esencial en San Pedro de la Paz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *