Diseño, estilo, comodidad y comunidad marcan los espacios de casa w. la reconocida marca llega a san pedro de la paz , abriendo una tercera sede para ayudar a cambiar y potenciar el ecosistema del emprendimiento y dar respiro a quienes han estado por más de un año trabajando en sus propias casas.

El pasado año fue uno muy pesado y complejo en términos laborales. La inclusión del teletrabajo de forma más estable y la reconversión de muchas personas que perdieron sus trabajos producto de la pandemia en emprendedores presentan un escenario muy distinto al previamente conocido.

Muchos de esos personajes hicieron de su casa su oficina, pero a esta altura están agotados. Los niños dando vuelta en medio de las conversaciones por zoom, las reuniones improvisadas, el desorden y el tener que cumplir metas en un ambiente no adecuado para el trabajo han dejado secuelas difíciles de superar… es momento para muchos de respirar, de buscar un nuevo espacio, una nueva forma de cumplir en el campo laboral.

Hace ya más de 6 años, Iván Fierro y su señora Pamela Zaror, ambos arquitectos de profesión, decidieron iniciar un proyecto muy especial, en un ámbito por entonces muy poco conocido en Concepción, pero que hoy a causa de la pandemia y los cambios ya comentados cobra especial relevancia: un espacio de coworking, una forma de trabajo donde profesionales diferentes e independientes, pymes y emprendedores, que no comparten sector, trabajan juntos en un mismo espacio físico. Ese lugar es Casa W.

“Casa W es en principio un espacio de coworking, partimos en una casa ubicada en Concepción Centro, en Orompello 178. Nosotros somos arquitectos de formación, de hecho partimos como con la idea de compartir oficinas y ponerlas a disposición de gente como nosotros, que estábamos trabajando como freelance en ese momento y renovamos esa casa, la actualizamos, la pusimos en valor porque estaba súper deshecha, es una casa 1950 y de a poco nos fuimos metiendo un poco más en el mundo del emprendimiento, en el mundo de la innovación y nos convertimos en una suerte de referente en ese aspecto”, recuerda con emoción Iván.

“Algo súper importante de destacar es que la nueva forma de trabajar está aquí para quedarse. Nosotros hace 6 años atrás cuando hablábamos de esto la gente no nos entendía tanto, hoy se entiende que es necesario separar el ambiente y la jornada laboral de la parte familiar o de esparcimiento y de ocio. Los espacio de cowork, como Casa W, nos posicionamos en ese tercer espacio, un espacio seguro, donde vas a tener una comunidad que tú conoces, trabajando en una red segura, te permite enfocarte, mejorar tu organización del tiempo, conectarte, volver a trabajar en colaboración con otros, que es algo que echamos mucho de menos en pandemia, y también mejorar tu salud mental que siendo sincero estando encerrado todos los días sentado frente a una pantalla en zoom, siento que nadie aguanta y nos vamos a volver un poco locos todos si seguimos en esa lógica”, explica.

El arquitecto cuenta que comenzaron como un tema mucho más de rescate de la arquitectura, lo que replicaron al abrir otras dos sedes en los años posteriores, una al costado de la fundacional, en Orompello 180 y otra en Barros Arana 438, pero el tiempo los fue guiando hacia otros senderos, convirtiéndose también en un apoyo para decenas de emprendedores y ofreciendo servicios antes impensados para ellos, que siguen buscando innovar y hacer crecer su empresa.

EL NUEVO DESAFÍO

Hoy Iván, Pamela y todo el equipo de casa W, se aventuran a expandirse más allá de los límites del centro de Concepción y están inaugurando una nueva sede en San Pedro de la Paz.


“Nuestra última sede, nuestra nueva sede, está en Av. Andalué 1225 e hicimos lo mismo que con las anteriores propiedades. Se trata de una casa que tiene 21 años, una de las más antiguas de Andalué y la estamos llevando a nuevo, dándole valor arquitectónico, mayor diseño, mejorando las áreas y habilitándola para ser un espacio de oficinas compartidas que es la base de lo que hacemos en Casa W”, comenta Fierro.

“Nuestro objetivo era efectivamente abrir en San Pedro, una comuna se está convirtiendo en una pequeña ciudad. más que sólo dormitorio. Para la gente que trabaja freelance, y más ahora con el trabajo remoto por la pandemia, es un tema tener que cruzar el puente, quiere quedarse como en el barrio, ir a un lugar caminando, en bicicleta y tener una mejor calidad de vida y por eso elegimos Andalué, que es un espacio que reúne esas características”, agrega.

El director de Casa W expone que de acuerdo a sus estudios efectivamente hay mucha gente que trabaja independiente en Andalué y los alrededores, además de personas que efectivamente no tienen que cumplir horarios, pero que necesita salir de su casa, despejarse y tener un espacio exclusivo para el trabajo.

“Hay personas que, por ejemplo, necesitan después de ir a dejar a los niños al colegio en tiempos normales, un espacio donde concentrarse, donde estar enfocados en el trabajo, que a diferencia de los cafés, porque mucha gente dice ‘ah, pero yo me voy a un café no más’, en un espacio de cowork todo el mundo está enfocado en trabajar, estás tranquilo cuando vas al baño y dejas tu computador, cosas tan sencillas como esas, o el internet es súper estable porque tenemos fibra, por ejemplo, en este caso en Andalué vamos a tener fibra óptica directa de Mundo, que va a ser un partner estratégico nuestro, y definitivamente elegimos Andalué porque creemos que es un barrio que está creciendo, donde hay mucha gente y que reúne las características para tener esta oficina un poco satélite”.

“Es nuestra llegada a San Pedro, es la primera sede que abrimos fuera de Concepción centro pero al fin y al cabo, como hoy tenemos tres sedes la gente que accede de casa W, que es cliente de casa W, puede acceder a cualquiera de las 3 sedes. O sea si hoy día estás en San Pedro puedes trabajar en Andalué pero mañana tienes una cita con un cliente en el centro puedes pedir la sala de reuniones en Barros a través de la App de Casa W y a fin de cuentas tu oficina se va moviendo por donde tu estés, que es más o menos la tendencia hoy en el trabajo freelance, donde de repente necesitas media jornada de concentración absoluta en la oficina y la otra media jornada para visitar clientes y por ahí va la idea y por esa razón se justifica irnos a Andalué”, resume el arquitecto.

LINDO Y FUNCIONAL

La diferencia con otras sedes de casa W recae en que la de Andalué contará con terraza y patio, por lo que esperan poder habilitar también aquellos espacios para que la gente puede ocuparlos para trabajar al aire libre, sobre todo ahora con el tema de la pandemia. También concretaron una alianza estratégica con Mundo, lo que les permitirá tener fibra directa en las oficinas. Incorporaron control de acceso por proximidad y lo que buscan es que sea una sede con más vistas, donde veas al jardín, el paisaje, gracias al carácter residencial del barrio.

“Para nosotros es clave el diseño, siempre ha sido un distintivo, nos gusta mucho que en los nuevos proyectos o los espacios que abrimos se mantenga una estética, se mantenga un confort, todos tienen sillas ergonómicas para trabajar de forma cómoda, etc. Pero también hay otras diferenciales como el tema de la multisede, que somos los únicos que podemos ofrecer eso en Concepción, también tenemos una aplicación específica de casa W que te permite reservar salas, acceder a descuentos en nuestros comercios asociados y aparte de eso tenemos un programa súper fuerte en emprendimiento que se llama ‘W global’ y ahí trabajamos de la mano con aceleradoras y redes de mentores en donde los clientes acceden a un montón de contenido pero también a un montón de beneficios como, por ejemplo, de créditos en Amazon Web Services, acceder a plataformas para hacer seguimiento a tu proyecto y contactar servicios de mentores claves tanto en Concepción como en el resto del país”, argumenta Iván.

El también emprendedor dice que “creemos que nuestra La oferta es bien completa. Tienes una oficina que te permite tener todo lo que necesitas, con equipamiento tecnológico, con acceso remoto y también tenemos el programa de acompañamiento, el tema de webinar que hacemos por lo menos uno a la semana, con contenido gratuito para nuestra comunidad y la gestión de la comunidad que siempre nos ha caracterizado”.

REINVENCIÓN

La pandemia significó para Casa W un cambio sustancial, no sólo el uso de los espacios bajó notablemente tanto por el miedo al contagio como por las restricciones sanitarias sino que también tuvieron que reinventarse ya que su fuerte estaba en la gestión de la comunidad y la promoción de relaciones entre personas, incluyendo desde mentorías y charlas hasta eventos sociales y celebraciones de cumpleaños de los clientes, cosa que en este contexto es complejo. Sin embargo, también ha generado oportunidades.

“Algo positivo que nos dejó la pandemia tiene que ver con la reinvención, porque nadie pensó que esto iba a durar tanto. Por un lado nuestro sistema de asesorías era 100% presencial pero hoy todo el Programa W Global montado de forma remota, lo que significa que ahora tenemos clientes desde Santiago hasta Puerto Montt, algo que antes no teníamos, entonces fue positivo porque pudimos expandir nuestro mercado. Por otra parte aprendimos como equipo a hacer eventos digitales y nos hemos especializado en eso y hoy hasta hemos prestado el servicio a terceros, así que también fue una oportunidad”, dice optimista Fierro.

La invitación de Casa W es a probar esta metodología flexible, a confiar en que tienen soluciones para muchos tipos de personas e instituciones, de distintos tamaños, así que el espectro es súper amplio y creen que pueden ser una tremenda solución para mucha gente de San Pedro de la Paz.


Notice: Undefined variable: post in /home/revistar/public_html/wp-content/themes/newsup/inc/ansar/hooks/hook-index-main.php on line 117

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *