Tras un año complejo en materia de enseñanza las tutorías uno a uno de la franquicia canadiense tutor doctor se presentan como una alternativa óptima para nivelar los conocimientos de los pequeños con enfoque y preocupación por la familia. además ofrecen programas para todas las edades y en una multiplicidad de materias con tutores especialmente asignados para cada caso

El 2020 fue un año complejo en el campo educacional. Colegios cerrados producto de la pandemia, implementación ‘flash’ de clases en línea y desconcentraciones constantes en la ‘escuela en casa’, sin duda han dejado vacíos importantes en cientos de miles de estudiantes de todas las edades, a los que les urge nivelar para seguir adelante con su vida y aspiraciones educacionales.

En este sentido son muchos los padres que han buscado alternativas para poder dar a sus hijos las herramientas necesarias para aprender en medio de un contexto complejo y lleno de nuevos desafíos, es entonces que Tutor Doctor aparece como un oasis en el desierto.

Tutor Doctor es una organización mundial líder en tutorías uno a uno, que nace en Toronto, Canadá, a principios del milenio. A través de franquicias esta institución se ha ido expandiendo con fuerza en Estados Unidos, Inglaterra, Australia, Sudáfrica y varios países de Latinoamérica.

“En Chile estamos presentes desde el año 2013, partiendo con el franquiciado en Santiago y ahora tenemos una cobertura que abarca de Iquique hasta Valdivia”, apunta el director regional de Tutor Doctor, Christian Lillo.

Las tutorías personalizadas de Tutor Doctor abarcan una amplia gama en todo sentido, ofreciendo opciones para todas las edades y en un sin fin de materias.

“Lo que nosotros hacemos son tutorías personalizadas, tutorías uno a uno, nosotros vamos a la casa de los estudiantes y además ofrecemos una modalidad online muy interactiva, muy intensa, gracias al software Bramble, que es como un zoom o un meet, pero especialmente enfocado en las tutorías, permitiendo incluso el uso de un cuaderno digital que puede ser visualizado tanto por el alumno como por el profesor”, señala Christian.

Lo que busca la empresa es que el tutor y estudiante vivan un mismo proceso de vínculo, trabajando no sólo las materias, sino que desarrollando una relación de amistad, respeto y reconocimiento mutuo para que los estudiantes vayan adquiriendo responsabilidad con su desempeño y hacia su tutor.

Para el tutor de inglés Eduardo Gutiérrez, la gran diferencia entre un profesor particular y Tutor Doctor está en el respaldo y la confianza que te entrega una institución avalada y funcionando actualmente en muchos países en todos los continentes.

“El especialista de Tutor Doctor es un profesional idóneo que quizás ve mucho más allá que un profesor particular ya que sus estrategias están basadas y creadas en pos del beneficio, no sólo del alumno si no más bien de toda su familia”, indica.

PARA TODOS LOS GUSTOS

La cantidad de contenidos abordados en los colegios es múltiple, desde matemáticas, castellano, historia o ciencias hasta economía o idiomas como alemán o chino y en Tutor Doctor cuentan con tutores especializados en cada uno de estos campos y también con expertos que pueden guiar a estudiantes universitarios e incluso a profesionales.

“En Tutor Doctor vemos todo tipo de materias, para alumnos de enseñanza básica, media, universitaria e incluso profesionales. También tenemos idiomas como el italiano, el francés, el portugués, el alemán y otros que han tomado ciertos alumnos como el chino. Por otra parte, tenemos un programa especial de inglés, que cuenta con una plataforma propia que se llama ‘Off to class’, que está homologada con la norma europea; son 7 niveles, de 45 horas cada uno de ellos y siempre enfocado en las necesidades del estudiante”, expone Lillo.

Otra de las áreas fuertes de Tutor Doctor es la psicopedagogía, permitiendo nivelar a niños con necesidades especiales de manera directa, cercana e involucrando a su familia.

“Este servicio ha sido y cada vez se va haciendo más requerido, ya que los niños son más activos en la actualidad, ya sea por la cantidad de información que reciben por distintas plataformas u otros motivos y cuesta mantenerlos concentrados en clases tantas horas y por lo tanto existen problemas de desconcentración y de aprendizaje propiamente tal, se habla del TDA, de la hiperactividad, una serie de situaciones distintas que tienen algunos niños y nosotros tenemos profesionales adecuados para trabajar cada uno de esos tipos de formas expresarse de cada uno de los pequeños”, comenta el director.

La psicopedagoga y coordinadora académica de Tutor Doctor, Elizabeth Toro, explica que “la psicopedagoga se encarga de tener una mirada diferente en la educación, de utilizar la didáctica en cada proceso, ya sea de adaptación, emocional, cognitivo e instrumental.

“A través del juego se generan mejores aprendizajes y no sólo en niños, en los adultos también, ya que la carga laboral produce estrés y muchas veces necesitamos distracción, y esto se incluye en los estudios. Así también, los profesores usan la didáctica para adaptar cada clase, según la asignatura que imparten y lo que requiera casa estudiante. En Tutor Doctor siempre hablamos de adaptación, nuestro objetivo a través de las tutorías es adaptarnos a cada mirada, a cada realidad, a cada familia y a cada estudiante según lo que requieran, por eso no sólo utilizamos una estrategia, nos adaptamos por medio de la didáctica. Al ser a domicilio y no ser en la enseñanza regular se utilizan diferentes métodos para poder llegar a aprendizajes exitosos, aprendizajes significativos en cada estudiante”, explica apasionadamente la profesional.

Otra de las fortalezas de esta empresa es la preparación de alumnos para exámenes libres, especialmente para deportistas de alto rendimiento y alumnos con necesidades diferentes que no logran adaptarse por diversos motivos al sistema escolar tradicional. Para esto se guían por las pautas de contenidos del ministerio de educación pero el abordaje es completamente distinto.

“Lo que nosotros hacemos es llevarles el colegio a la casa para que puedan dar sus exámenes de forma segura y confiada. Tenemos años de experiencias en este tipo de servicio, trabajamos con los currículums de que tiene el ministerio de educación para cada uno de los niveles, que en lo general es un poco menos que el requerimiento que se hace en un colegio habitual y hay veces que los nivelemos más allá de lo que pide el ministerio. Trabajamos en eso, lo estamos apoyando, les damos tips, lo hacemos también con niños que tienen trastornos de aprendizaje, otros que por bullying han sido sacado de sus colegios por sus padres y qué mejor manera en estos casos y para tratar el problema puntual que pudieran haber tenido, que trabajar en casa con apoyo familiar y el apoyo que le podemos prestar con su propio tutor, con nuestra área de psicopedagogía, con nuestras educadoras diferenciales y todo el aparataje que tenemos para poder sacar adelante a nuestros estudiantes”, manifiesta Christian.

¿CÓMO FUNCIONA?

El primer objetivo de los profesionales de Tutor Doctor es definir los objetivos de aprendizaje de cada uno de sus estudiantes, para lo cual tras la realización de una pre consultoría telefónica se realiza la primera visita. En esta consultoría gratuita se identifican las necesidades académicas, determinamos objetivos y conocemos el estilo de aprendizaje y preferencias personales del estudiante, así como las modalidades y horarios que acomodan a su familia. Así pueden asignar a un Tutor, previamente seleccionado, inducido y capacitado en las metodologías de Tutor Doctor.

“La idea es que esté toda la familia porque nosotros necesitamos entender el entorno completo del alumno, es importante saber cómo es el núcleo, ver el apoyo de los papás y hermanos mayores y en caso de los niños tiene que haber un adulto de confianza durante las clases. En esta consultoría hacemos además una serie de preguntas y pruebas que más que con conocimientos tienen que ver con el estilo de aprendizaje del alumno, y sobre sobre la base de eso destinamos el tutor o tutora más adecuado”, describe el director regional.


Él mismo agrega que “Nosotros nos ajustamos a la necesidad del estudiante y la familia, en cuanto a horarios, en cuanto al tipo de profesional o de tutor que requieren, formas de pago, etc. En esta consultaría también se permiten evaluar las falencias que pueda tener el alumno o la alumna, por ejemplo, en matemáticas, en algebra uno le quedaron ciertos elementos por aprender, esos espacios por ‘llenar’ nosotros cubrimos con un método llamado bricks and blocks, construir ladrillo por ladrillo, todas esas materias e ítems que fueron quedando vacías que hicieron que el muro fuera quedando inestable nosotros tratamos de rellenamos con las tutorías específicas para el alumno”.

Para Elizabeth, este paso es fundamental para lograr una nivelación exitosa de los estudiantes que lo que requieran.

“Lo que se debiese realizar, es conocer a cada uno de los estudiantes, para poder adaptarse a sus necesidades. Es por esto que, el procedimiento que utilizamos en Tutor Doctor, es la Evaluación Psicopedagógica, la que permite identificar, según el nivel del estudiante, cuáles son sus puntos fuertes y los que se deben trabajar, de los cuales se entregan sugerencias y recomendaciones personalizadas a utilizar con cada uno de ellos/as. Así también, la estrategia que adoptamos es el MATCH, según las cualidades del estudiante y del tutor, buscando similitudes entre ellos que permitan que se genere confianza, ya que la clase es personalizada y a domicilio, entonces cada uno de los tutores, a través de estas sugerencias y su punto de vista, buscan la mejor estrategia de enseñanza para cumplir un aprendizaje exitoso”, desarrolla la psicopedagoga.

DESAFÍOS ACTUALES

Sin duda el 2020 fue complejo para alumnos y profesores y Este 2021 al parecer no viene mucho más fácil.

“El primer desafío tiene relación con la seguridad sanitaria. Tanto alumnos como profesores han sido sometidos durante todo un año a una situación nueva para todos. Un ir y venir de indicaciones varias que a ratos nos ha confundido un poco. El reencuentro positivo con los alumnos tendrá que ver mucho en el cómo hemos sido capaces de adquirir estos hábitos y en cómo la familia sobre todo ha sido capaz de educar a los alumnos en ello”, ilustra el profesor Gutiérrez, que además cree que eso no es todo.
“Lo segundo tiene relación con la nivelación que deben requerir muchos alumnos que no lograron avance alguno en sus contenidos durante el año pasado, ya sea por falta de conectividad o simple deserción escolar y lo tercero , y lo cual considero más importante de todo, se refiere a la relación profesor-alumno. Esta relación de la cual hablo se basa en la confianza adquirida a través de meses e incluso años en algunos casos. El profesor, la profesora, conocen a sus alumnos y sus historias. Saben en muchos casos como se conforman y conviven sus familias. Volver a recuperar esa confianza será un arduo trabajo».

Por ese y otros motivos seguramente muchos alumnos requerirán de apoyo extra donde Tutor Doctor podría jugar un rol más que relevante considerando las graves secuelas que puede presentar un niño en su aprendizaje producto de los vacíos que puedo generar la situación nueva en su educación en tiempos de pandemia.

“El alumno que no logró aprender un contenido o no logró integrar ciertas habilidades carece de los conocimientos básicos para poder avanzar de un nivel a otro. El alumno puede llegar hasta sentirse menoscabado o temeroso ante sus compañeros que sí lograron los objetivos básicos. Deberá existir un sistema de nivelación que permita al alumno volver a sentirse bien consigo mismo. Se sabe que no podemos aprender a correr sin saber caminar primero. Todo proceso de enseñanza-aprendizaje tiene en sí mismo un sinnúmero de eslabones que no pueden ser obviados, es por eso que es importante que quien está a cargo del proceso en sí, el tutor o profesor, que es el adulto en este caso, esté muy capacitado para lograr los objetivos planteados al comienzo de un nivel o unidad”, esclarece el profesor de inglés.

Elizabeth por su parte cuenta que “primeramente, para poder nivelar un contenido necesitamos conocer cuáles son las fortalezas del estudiante y los contenidos que están en vías de desarrollo. A través de sus fortalezas, se puede crear un perfil que permita establecer el método de trabajo a utilizar con los niños, jóvenes y/o adultos. Además, se debe considerar el estilo de aprendizaje del estudiante, con el objetivo de encontrar el mejor camino para crear un aprendizaje significativo. Todo esto se resume en la Teoría de Lev Vygostky, considerando la zona de desarrollo actual en la que se encuentra el estudiante y a la zona de desarrollo potencial a la cual se puede llegar”.

“Por todo lo que se ha mencionado anteriormente. En Tutor Doctor buscamos adaptarnos a cada necesidad y realidad, porque muchas veces las necesidades son similares, sin embargo, la realidad de cada familia no lo es, lo que nos muestra que cada aprendizaje es diferente, por lo que se deben buscar nuevas estrategias de enseñanza, ya que en la escuela se les enseña a todos por igual, y es esto lo que provoca la desnivelación en las diferentes asignaturas impartidas por la educación regular”, concluye la profesional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.