El vecino del sector Cumbres de Andalué enfrenta su segundo proceso eleccionario tras su participación como candidato a concejal en las pasadas elecciones municipales, donde a pesar de obtener la segunda mayor cantidad de votos, no logró el quedarse con el cargo producto de la siempre confusa normativa electoral.

Ahora su convicción es aún mayor y quiere transformar la comuna desde el mundo independiente al que siempre ha pertenecido. El abogado litigante con más de 20 años de ejercicio de su profesión, dice haber recorrido toda la comuna escuchando a los vecinos y recogiendo ideas, incluso poniendo en riesgo su salud ya que padecidió de Covid en un punto de la campaña.

El hombre de 47 años, casado, padre de tres hijos, amante de la vida, de los animales y del medio ambiente tiene un objetivo claro para la comuna: Recuperar los barrios y facilitar los medios para que todas y todos los vecinos tengan un mayor bienestar.

“En mi calidad de vecino y abogado, asumí la defensa de varias Juntas de vecinos y asociaciones con el fin de proteger nuestro entorno residencial, el humedal Los Batros y la Laguna Grande, cómo también he representado a vecinos en forma particular y gratuita entregando una solución a los problemas que le aquejan y es lo que pretendo extender desde una posición de autoridad. La alcaldía es un medio para lograr un fin que es el bienestar social, siendo mi objetivo mejorar nuestra comuna, mantener y desarrollar la calidad de vida a nuestros habitantes. Si pudiera hacerlo de otro modo, entonces no habría aceptado postular al Municipio. Soy un tipo muy sencillo, nada de ambicioso, no busco beneficios ni reconocimientos, la verdad que esa no es mi prioridad”, explica Ignacio.

El proyecto de Sapiaín se sustenta en varios pilares. En primer lugar busca mejorar la atención primaria de salud con medidas concretas como pagar deuda con CENABAST, implementar programa de salud mental y mejorar sistema de reparto de medicamentos, entre otras.

Por otra parte, pretende eliminar el narcotráfico y mejorar la seguridad pública.

“Muchos vecinos viven en sectores vulnerables donde el narcotráfico se ha tomado las calles, todos los días existen disparos y la violencia ha pasado a formar parte de la vida diaria, a tal punto que el Intendente, Gobernador, Carabineros, PDI y el Municipio nada hacen, dejando a los vecinos a la deriva, lo que nos obliga a redoblar los esfuerzos para recuperar la seguridad de esos barrios”, exclama Ignacio.

El presidente de la Corporación de Asistencia Jurídica del Colegio de Abogados plantea realizar una auditoría externa que determine el destino de los 23.000 millones de pesos que al año gasta el municipio, verificar si el personal contratado es real o simulado, verificar posibles sobreprecios y deducir las acciones civiles y penales que corresponda, según los resultados de la auditoría.

Entre otras de sus propuestas están generar barrios con habitalidad y conectividad suficientemente adecuadas para estimular de buena manera a las personas que vivan en ellos, como en las políticas públicas de década de 1960.

En otro ámbito indica que “es necesario atacar la discriminación de la mujer entregándole herramientas para garantizar su independencia personal, laboral y financiera. Para ello se llevaran adelante los siguientes programas: a) Sonrisa de mujer, destinado a mejorar el autoestima con un tratamiento dental íntegro que permita recuperar la sonrisa de las mujeres de nuestra comuna; b) Programa “Mujer termina tus estudios”; c) Programa de Fomento productivo “Inversión de mujer” que busca crear en ellas una verdadera autonomía financiera.”

Uno de los principales ejes de su campaña sin embargo tiene que ver con los niños. Por un lado plantea recuperar la calidad en la educación Municipal mediante la implementación de planes y programas adaptados a las necesidades de nuestros niños y optimizando el personal y los recursos físicos para racionalizar los gastos. También busca abrir centros de estadía diurna para que los niños y jóvenes puedan alimentarse, jugar y estudiar mientras esperan la llegada de sus padres, medida que deberia implementarse, según indica, en los lugares más vulnerables hoy colonizados por el narcotráfico.

En relación a lo último quiere implementar programas de reincersión social y residencias familiares para niños en Situación de abandono.

“En sectores vulnerables existe un gran número de niños en situación de abandono debido a las condiciones económicas, educacionales y sociales que incluso los ha llevado a delinquir. Es necesario implementar un programa de residencia familiar para garantizar la seguridad, bienestar y desarrollo de nuestros niños, creando las condiciones de un ambiente sano y digno”, señala con énfasis el candidato.

En la vereda opuesta en cuanto a edad están los adultos mayores para quienes plantea implementar un programa de asistencia de acuerdo a las necesidades de cada uno de ellos y construir centros de cuidado recreacional diurno para los adultos mayores con la finalidad de que puedan compartir con personas de su edad.

Finalmente plantea erradicar el asistencialismo, ya que señala que “las personas no necesitan caridad, sino trabajo y dignidad para que puedan generar sus propios recursos en forma independiente del órgano público”

“El Alcalde es un servidor más, que está obligado a trabajar para una comuna cuyos habitantes le pagan para ello, pero el cargo permite gozar de las herramientas suficientes para ayudar directamente a la comunidad, pero que me digan ‘Alcalde’, no me agrada, simplemente por que soy y siempre seré nadie más que Ignacio José Sapiaín Martínez” concluye Sapiaín, quien se plantea como objetivo hacer de nuestra comuna el mejor lugar para vivir y convivir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *