La ingeniero comercial tenía ganas de emprender, se la jugó por los zapatos y en sólo tres meses ha conocido el éxito con sus productos traídos desde el otro lado de la cordillera.

“Las mujeres en el año compran en promedio seis pares de zapatos, el doble que los hombres. Las mujeres chilenas son las que llevan la delantera en Latinoamérica en demanda de zapatos. A las mujeres algo nos pasa con los zapatos lo que nos pasa es que con cada zapato nos sentimos diferentes, entonces de repente quiero andar más relajada ocupo una texanas bajas, un día quiero sentirme empoderada me pongo unos tacones o unas plataformas, quiero sentirme sexi o de cualquier forma buscas un zapato que se acople a esa forma y te sientes bien, eso es lo que pasa con las mujeres y no pasa con los hombres, porque nosotras siempre buscamos vernos diferentes”, dice, entre risas, Paulina Varela, mujer, 32 años, madre, ingeniera comercial, emprendedora y por supuesto amante de los zapatos y es que desde pequeña ella es una de las que le pasa “algo” con los zapatos y hoy más que nunca su amor por ellos creció y es que son los zapatos los que la llevaron a comenzar un emprendimiento que en solo meses ha logrado cautivar a una clientela fiel que a la hora de elegir, Zapparela es su opción.

“Yo soy ingeniero comercial y siempre tuve la intención de iniciar un negocio o algo. En el contexto de la pandemia comencé a ver ecommerce a través de Instagram, tiendas. De manera paralela comencé a buscar unos botines para mí, buscaba y no encontraba nada todos eran lo mismo, hasta que llegué a ver empresas argentinas y quería todos los zapatos… en primera instancia se me ocurrió vender zapatos, no obstante, después de intentos fallidos con zapateros locales concluí que no era factible y ahí surgió la idea de importar zapatos argentinos, mi pareja me apoyó del día uno y hablé con una amiga también ingeniera comercial que tiene una tienda @elitorres.tienda y me motivó con esta idea y así nació Zapparela” relata Paulina.

Dicen que el que no se arriesga no cruza el río y eso es lo que hizo precisamente Paulina »gestioné mediante un símil de Fedeccal (Cámara de Industriales del Cuero, Calzado y afines) en Argentina y mediante reuniones por Skype, cerré el negocio con una empresa de la tienda que había visto.

“Al principio compré una cantidad igual importante porque yo soy arriesgada. Hablé con la dueña de la tienda y de la fábrica, hablamos de todo, negociamos y traje varios pares, vi que la calidad era súper buena, las terminaciones, eran 100 por ciento cuero y seguimos trabajando juntas y bien, después empecé a contactar y a trabajar con otros proveedores y lo que se viene ahora es una colección de carteras de cuero que son geniales” dice la emprendedora.

Zapparela nació de la combinación de zappa que es como le dicen a los zapatos en Argentina y ‘rela’ que hace juego con su apellido Varela es la razón del nombre de su exitosa tienda que suma más de 4500 seguidores en Instagram.

“La verdad es que como este año es el año de los emprendedores hay muchas tiendas que apoyan a los emprendedores y también le he mostrado mis zapatos a chicas que son conocidas o influencer que apoyan también el emprendimiento y se han enamorado de los diseños, con ellas he realizado alianzas estratégicas he logrado ampliar el mercado como la Jaz Vásquez, Gianela Marengo y otras chicas que son referentes de moda, más o menos mi público objetivo; mujeres sofisticadas, que buscan zapatos genuinos y excepcionales que comprenden entre los 25 y 50 años más o menos», comenta Paulina.

100% ZAPPARELA

Para Paulina la exclusividad en el diseño y no toparte con otra chica utilizando tus mismos zapatos es algo muy importante, y es que sus zapatos, comenta, tienen características que los hacen únicos y que sus clientas decidan comprar incluso más de un par.

“Tengo algunos diseños que son exclusivos, yo soy la única tienda que los trae acá a Chile, y la característica especial de esos zapatos, es que son de 100 % cuero, que los hace más duraderos. Todos los zapatos que traigo son muy buenos, muy cómodos, incluso los con plataforma o con tacos altos son súper cómodos, de excelente manufactura. Puedes andar todos los días con el zapato y cero malestar, caminar mucho en un día ajetreado, que uno dice ‘ohh voy andar con tacos’, pero te juro que con Zapparela pueden andar sin ningún problema. Creo que por eso es que mis clientas vuelven a comprarme”.

TENDENCIA 2021

“Lo que sí o sí, se queda son las texanas, llegaron para quedarse, la bota alta muy alta, como hasta la rodilla, eso es tendencia, los mocasines y las ´Tank Boot que son como estas botas con plataforma grande, pero a mis seguidoras no les gusta ese estilo, hice una encuesta y ganó la opción ‘no las usaría ni loca’, entonces quizás es para otro público, más joven quizás, no sé, pero así son las tendencias igual.” Relata la ingeniera comercial amante de los zapatos quien también indica que sus gustos son parte importante de la variedad de alternativas que ofrece.

“Yo traigo los productos pensando en lo que yo usaría igual, y a mí lo que me gusta de un zapato es que sea distinto, que tenga más tachas, que tenga una aplicación en el taco, de hecho tengo tacos acrílicos que son la mitad madera y la otra mitad transparente, que sea de un corte distinto, que no sea algo que podamos ver siempre o que podamos encontrar acá en Concepción”, aseguró.

EL AÑO DE ZAPPARELA

Pronto Zapparela lanzará su página web en la que los nuevos productos marcarán sus siguientes pasos hacia un crecimiento de la marca que en tan solo en tres meses desde sus inicios promete.

“Tengo el lanzamiento de la página web, la colección de carteras con el mismo objetivo, que sean súper originales, diseños exclusivos, totalmente de cuero, entonces es un producto que puedes utilizar por mucho tiempo, duradero y un diseño original que te vas a sentir única, especial y que digan qué linda tu mochila, qué linda tu cartera, o qué lindo tu zapato, amo tus zapatos, que es lo que pasa y me encanta que ocurra. Muchas clientes dicen ‘uy, que me encantan y quiero otros’ y compran el mismo modelo, con distintos colores, entonces me encanta que ocurra eso”.

“Ha sido un muy entretenido, muy demandante, me ha ido súper, súper bien, pasa mucho que mis clientes o todas las mujeres somos muy consumistas para los zapatos además todo lo quieren de inmediato, entonces eso demanda mucho tiempo pero me gusta, me gusta mucho y confío ir mejorando” concluye Paulina Varela, la mujer que se la jugó y sacó su ADN emprendedor con su prenda de vestir favorita: los zapatos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *