Reprogramar la forma de pensar del vehículo optimizando la potencia, el torque y el rendimiento del combustible es una excelente opción para quienes hacen de sus autos sus mejores amigos y aliados.

Sin duda para muchos sus autos han pasado a ser los más fieles compañeros durante la pandemia. Distintas son las necesidades de cada conductor, es cierto, pero poder tener un vehículo que de el máximo rendimiento tanto en potencia como en el uso del combustible parece ser cada vez más requerido e incluso necesario.

En este sentido el poder reprograma la ECU (en simple el computador que hace pensar al motor de la máquina) se ha transformado en una alternativa cada vez más común ya que permite mejorar notablemente el torque, potencia y consumo.

Los expertos en este tipo de trabajo en Concepción son los mecánicos de 411 by Kenner, un equipo liderado por Sebastián Sandoval, dueño y fundador de 411 motor sport, que partió como una tienda de accesorios de alto rendimiento, representando varias marcas de renombre como Eibach, Go Fast Bits, entre algunas otras y después, de la mano de su socio Ricardo Mayorga, empresario del Gran Concepción, llega la oportunidad de representar en Concepción a Kenner, la empresa más grande de reprogramaciones de vehículos en Chile.

Pero ¿en qué consiste la reprogramación de la ECU? Sebastián nos explica.

“La reprogramación es básicamente la forma de pensar del auto, se optimiza el software del mapa de inyección con el fin de buscar una mejor potencia y mejor torque, esto trae como consecuencia que el auto va a quedar mucho más despierto, mejora la aceleración, todo esto dentro de los parámetros que te permite cada vehículo y también tiene como consecuencia, bajo ciertas condiciones de manejo, una gran mejora en el consumo de combustible, sobre todo en los vehículos Diesel que pueden llegar a más de 15% de mejora en el rendimiento”.

Las potenciaciones se dividen en etapas, básicamente Stage 1 y Stage 2. Para el stage 1 el único requisito que tiene que tener el auto es que no tiene que tener ningún problema, en 411 by Kenner pueden reprogramar casi la totalidad de los autos que se encuentran en el mercado nacional. Para el Stage 2 ya es necesario ir implementando algunos accesorios como escapes, catalíticos de alto flujo o si es un auto que no se usa en la calle y está pensado más para pista, eliminar el catalítico, mejorar los intercooler, etc. Ahí dependerá de cada vehículo.

El sólo hecho de tener computador (ECU) permite hacer la reprogramación, aunque, según comenta Sandoval, existen algunos vehículos con computadores más antiguos a los que no tienen acceso, pero siempre están buscando nuevas herramientas para aumentar sus servicios y poder atender a la gran mayoría de los autos que recorren las calles de nuestra larga y angosta faja de tierra.

Luego de 3 años trabajando con Kenner en Concepción en 411 hacen una positiva evaluación de cómo los clientes se han ido entusiasmando con la idea de reprogramar sus vehículos para mejorar su rendimiento y potencia.

“Al principio fue bastante lento, la gente tiene el temor, no entienden mucho porque no vienen así de fábrica, hay un montón de factores que influyen en por qué los autos vienen con cierta potencia y por qué no vienen con todo lo que podrían entregar”, indica Sebastián.

Dentro de estos factores nos comentan están los medioambientales, temas de impuestos a los fabricantes en cuanto a potencia, por ejemplo un auto con más potencia tiene que pagar más impuestos a la fabricación. Por otra parte, como vivimos en un mundo globalizado el auto tiene que entregar la misma potencia aquí en Chile donde la bencina no es tan buena, en Europa donde la bencina es muy buena y en países donde las bencinas son pésimas y deben ajustarse a eso. También está el tema de los fabricantes que el desarrollar el motor es muy caro, entonces lo que hacen es desarrollar un solo motor e instalarlo en 5 modelos de auto distintos.

“El caso más emblemático actualmente en este sentido son los BMW de serie 1 que está el 114, el 116, 118 y el 120 que tienen exactamente el mismo motor, pero el 114 viene con 100 caballos y el 120 viene con 170 y eso es sólo programación, vienen limitados de fábrica, entonces cuando reprogramas un 114 ganas alrededor de cien caballos de fuerza”, nos cuenta el experto.

Con el paso del tiempo, sin embargo, fue creciendo el interés y fueron adquiriendo nuevas y mejores herramientas y sistemas para agilizar el proceso

“La gente nos pregunta bastante hoy por hoy, el servicio se ha hecho conocido acá en Concepción, es un servicio bueno que te permite de repente ahorrarte el cambio de auto a veces, porque uno va a gastar x cantidad de dinero en renovar el auto y de repente por la situación que estamos atravesando o por otros motivos dices ‘mejor no lo cambio’ y puedes reprogramar por una fracción muy pequeña del precio y el auto queda completamente distinto, le puedes alargar la vida útil”, asegura feliz el mecánico.”

Cabe destacar Los autos pasan la revisión técnica sin ningún problema, mantienen sus estándares de seguridad y los mapas (datos del software de la ECU) que se usan están pensados en las condiciones que se encuentran en el país, por lo tanto es muy seguro y no genera ningún problema. Por lo tanto si quieres hacerle un cariño a tu máquina ( o a tu papá en su día), esta podría ser la mejor opción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.