El kinesiólogo Horacio Herrera se ha convertido en un referente en el tratamiento del dolor crónico en nuestra región y en el sur de Chile. Sus diversos estudios en diferentes áreas complementarias a la kinesiología le han permitido generar innovadores y personalizados tratamientos que le han llevado a cambiar la vida de pacientes con dolor crónico.

“Siento que uno de mis principales propósitos en esta vida es ayudar a las personas a mejorar su calidad de vida mediante el tratamiento del dolor. Intento desarrollar mi propia metodología para poder realizar cambios en las personas y eso es mi máxima satisfacción, ayudar a vivir con menos dolor o sin dolor” comienza diciendo con orgullo el destacado kinesiólogo penquista Horacio Herrera.

Fue un accidente deportivo el que generó que el profesional a sus 17 años debiese someterse a una operación de reconstrucción de ligamentos y comenzar un largo proceso de rehabilitación kinesiológica.

“Cuando era paciente decidí que quería hacer lo que estaban haciendo conmigo que era aliviar el dolor, mejorar la funcionalidad y poder volver a mis actividades cotidianas de la mejor forma posible”, recuerda Horacio.

A sus 17 años sabía que era la kinesiología a lo que quería dedicarse en su vida. Ingresó a estudiar a la Universidad del Desarrollo con el propósito de dedicarse al área traumatológica deportiva.

“De antes de entrar a la carrera tenía un área definida que era la traumatológica, inicialmente mi enfoque era hacia el área del deporte, quería mejorar las lesiones deportivas, eso fue cambiando un poquito. Me di cuenta que fue a lo que yo me quería dedicar, que fue una buena elección y que me iba a dedicar al área de traumatología, pero la traumatología es bastante más amplia no implica solo lesionados del deporte sino que de cualquier ámbito, cualquier persona que sufra una lesión traumatológica requiere de atención y ya no me centro en el área deportiva sino en todos” comenta el kinesiólogo.

En el 2014 cumplió uno de sus sueños y formó el Centro de Rehabilitación Personalizada que estuvo conformado por 28 profesionales entre médicos, nutricionistas, kinesiólogos, fonoaudiólogos y terapeutas ocupacionales, “el sello era la rehabilitación personalizada en tiempos prolongados”, recuerda.

Sin embargo para lograr el buen funcionamiento del centro Horacio debió dejar de lado su vocación y dedicarse exclusivamente a temas administrativos lo que hizo que en el año 2019 optara por cerrar el centro y renunciar a las universidades en las cuales se desempeñaba como docente y coordinador para enfocarse un 100% en terminar con los dolores de las personas.

TRAVESÍA A CUBA

Uno de los mayores desafíos del profesional es lograr terminar con el dolor crónico de las personas. Es por ello que en el 2018 tomó una gran oportunidad que le dio la vida y se fue a Cuba junto a otros seis kinesiólogos chilenos a una pasantía en la Universidad de Ciencias Médicas de Matanzas en Cuba.

“La pasantía consistió específicamente en el abordaje del dolor crónico según la visión que tenían en Cuba, que es un referente a nivel mundial en cuanto a resultados en salud e innovación en tratamiento y yo fui a una pasantía específica sobre el tratamiento del dolor crónico y pude vivenciar sus tratamientos, sus enfoques que me permiten aplicarlos hoy en día en mi consulta”.

“Cuba se caracteriza por el enfoque en el tratamiento de sus pacientes, es decir abordar a las personas desde distintas áreas para obtener mejores resultados. Es decir una persona que tiene un dolor necesita si o si un abordaje desde lo nutricional, desde el punto de vista médico, desde el punto de vista emocional, ocupacional, kinésico, ese abordaje multidisciplinario hace que los tratamientos sean muchos más efectivos y es lo que yo intento hacer con mis pacientes, entregando herramientas desde el punto de vista kinésico y de otras áreas en las que me he capacitado, pero también instando a que los pacientes cambien sus estilos de vida desde la alimentación hasta la parte médica”

DOLOR CRÓNICO: PROBLEMA DE SALUD PARA LOS CHILENOS

“La atención del paciente es lo que más me apasiona, en específico, el tratamiento del dolor crónico que es en lo que me he especializado y a lo que me dedico actualmente”

El especialista explica que el dolor crónico está categorizado desde los tres meses hacia adelante, pudiendo durar incluso años. “Se produce por una serie de alteraciones desde la parte física, emocional, algunas alteraciones del sistema nervioso central, entonces, es un cuadro que requiere de un abordaje multidisciplinario y también una mirada bastante amplia para llegar a resultados adecuados”

Horacio es crítico y considera que en Concepción el abordaje de las terapias de esta enfermedad no es siempre precisa “las personas acuden a los profesionales por distintas dolencias, alteraciones, pero muchas veces el paciente continúa con las molestias. Muchos de mis pacientes han pasado por distintos profesionales ya sean médicos, kinesiólogos, especialistas en dolor o del área traumatológica o del área neurológica, inclusive, y no han tenido óptimos resultados. Yo los trato y actualmente estoy teniendo muy buenos resultados en mis terapias”.

“Mi enfoque del tratamiento del dolor consiste en un enfoque bastante personalizado, son tratamientos generalmente de 10 sesiones, dedicándole una hora a cada paciente por sesión y esa hora de tratamiento que es personalizada involucra diferentes técnicas manuales, aplicación de algunos instrumentos que me ayudan con algunos procesos biológicos con el fin de trabajar el dolor crónico. En mis terapias también hay un abordaje emocional frente al dolor, un abordaje de la educación para buscar algo que se llama desensibilización central, es decir poder abordar algo que se encuentra alterado en las personas y que muchas veces tiene relación con la transmisión del dolor que es cuando ya no hay necesariamente una alteración estructural en un tejido sino que la transmisión del dolor se ha visto afectada a nivel de sistema nervioso central de cerebro y hay diversas técnicas que yo utilizo para poder guiar hacia una desensibilización central y de esa manera abordar el dolor crónico no solamente desde el tratamiento específico sino también a nivel de sistema nervioso central”, explicó el kinesiólogo.

“Hoy en día 1 de cada 3 chilenos sufre de dolor crónico” dice Horacio y precisamente el 13 de Mayo la Facultad de Medicina de la Universidad Católica reveló un estudio que estimaría que uno de cada tres chilenos mayores de 18 años tiene alguna condición de dolor crónico, entre ella se encuentra la fibromialgia, pero lo más alarmante de esto es que estos números van en aumento representando un problema importante de salud en nuestro país.

“El dolor crónico hace que el día a día de los pacientes sea bastante más complicado, el estado anímico disminuye lo que los hace propensos a tener alguna alteración psicológica. Mayor optimismo, mejor pronóstico” indicó Horacio.

Alrededor del 30% de los pacientes que trata el kinesiólogo lo hacen por Fibromialgia. Su formación y especialización en esta patología que va cada día en aumento lo han hecho referente en la región.

“La persona con fibromialgia requiere de mucha educación respecto a su condición, su cuadro, cuáles son sus consecuencias, pronóstico, por qué se ha producido. El tratamiento va enfocado en disminuir su dolor y mejorar su condición física en general, es decir poder mejorar su tolerancia al esfuerzo, realizar mayor actividad sin cansarse, disminuir su dolor, mejorar actividad articular para que pueda comenzar a desarrollar ejercicio, su condición musculo esquelético. Muchas personas que padecen dolor crónico ven afectado su envejecimiento y en eso contribuyo yo” aseguró.

KINESIOLOGÍA PERSONALIZADA E INTEGRAL

“Siempre supe que trabajaría para ser un profesional integral y ayudar completamente a mis pacientes” es por ello que además de su travesía a Cuba, su especialización en terapia manual y su diplomado en Fibromialgia y dolor crónico, Horacio se está formando actualmente como coach profesional con una institución que certifica internacionalmente y cursa el segundo año de quiropráctica.

“Mi sello es la personalización de mis tratamientos, en base a una evaluación, bastante minuciosa. Evalúo sus signos y síntomas, evalúo sus antecedentes médicos, antecedentes personales, evalúo también la parte emocional, algunos hábitos y busco generar cambios de vida y su enfoque hacia la rehabilitación. Cada persona tiene vivencias distintas, tiene una historia de vida distinta, tiene experiencias distintas que hace que sus tratamientos tengan que ser distintos. Mis estudios de coach son los que me permiten avanzar en estos aspectos, identificando la realidad de una persona para lograr una realidad deseada que permita terminar con hábitos perjudiciales y adquirir nuevos hábitos saludables.”

Actualmente el kinesiólogo Horacio Herrera atiende en el Centro Medico Iscar, ubicado en Janequeo 187, Concepción. En este lugar el profesional cumple con algo que para él es fundamental para el éxito de una terapia kinesiológica: atención personalizada e individual.

“Mi forma de atender me diferencia de lo convencional en kinesiología que son los gimnasios de rehabilitación donde se genera una berma, incluso, los últimos estudios consideran que la educación en un paciente es fundamental en su proceso de rehabilitación y en espacios compartidos eso no se logra. Yo considero como pilar fundamental una privacidad importante con cada persona, porque yo necesito de un espacio para poder conversar, para poder escuchar, para poder transmitir mis conocimientos, para poder enfocar mis tratamientos, para poder supervisar cada una de las técnicas que yo aplico necesito de un espacio privado y donde yo trabajo tengo 3 box pero separados, esto me permite una personalización y una relación bastante privada con el paciente”.

“Muchos pacientes habían perdido la esperanza de tener mejoría de sus dolores en su calidad de vida y hoy han visto cambios importantes, después de muchos otros tratamientos, de diversas técnicas, tratamientos en otras regiones, no puedo decir que yo tengo la respuesta a todos los dolores, pero si puedo tener un enfoque distinto que puede influir en su mejoría” finaliza Horacio Herrera, el kinesiólogo que hoy es referente en poner fin a los dolores crónicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.