Este ingeniero forestal, en medio ambiente y prevención de riesgos lleva más de 40 años en el mundo de los bosques. El gerente y fundador de empresas K y P SPA ha recorrido un largo camino en el que no sólo ha visto el desarrollo sino que ha sido parte fundamental de los cambios en uno de los sectores más importantes de la economía nacional.

La historia de Augusto Kahler con los árboles comienza de muy pequeño cuando, por el trabajo de su padre, vivió en distintas centrales de energía recorriendo el país y siempre cerca de la cordillera y los bosques. Los recorridos por esos hermosos parajes del país lo fueron vinculando con la naturaleza y en el momento de elegir su carrera desechó sus contactos en el derecho para ingresar a la carrera de agronomía en la Universidad de Concepción en Chillán, sin embargo, al poco andar se abrió la carrera de técnico forestal en la sede Los Ángeles y Augusto supo que ese era su lugar.

Tras destacar también en el mundo privado con importantes cargos en diversas empresas del área forestal fueron sus propios colegas y hasta jefes quienes lo impulsaron a independizarse y así hace ya más de 30 años empieza el sueño de su vida laboral: K&P, Profesionales del Bosque, empresa que hoy por hoy presta servicios de capacitación y asesoría en las áreas forestal e industrial.

COMIENZA EL SUEÑO

Augusto Kahler, casado con Elizabeth Prosser y padre de tres hijos, Karem, Valeria y Cristóbal (QEPD), a quien recuerda con especial cariño, comenzó el camino de K Y P con un viaje hasta hoy inolvidable.

“Cuando me retiré para formar las empresas K &P lo primero que hice fue viajar a Estados Unidos a entrenarme con el sueco Soren Eriksson (un ícono en el área forestal que creó un sistema de entrenamiento de motoserristas que perdura hasta hoy). Me invitó una semana, me pasó ropa de invierno y equipo porque no había llevado nada y me dijo que íbamos a viajar, pero yo no tenía idea de eso y me dijo “no hay problema, vamos y después arreglamos, tu vienes a entrenamiento, no te voy a cobrar por el entrenamiento, pero si tienes que pagar los vuelos (en primera clase)”, rememora.

Desde eso ya van más de 30 años en el mercado y un sueño hecho realidad.

“A mí me gusta mucho la docencia, fui profesor universitario en la entonces Universidad Técnica del Estado, por muchos años y por eso creé la empresa Servicios de Capacitación K&P Spa, siempre aspiré concretar esa empresa, luego creamos Asesorías y Servicios K&P SpA, que nace por una necesidad de poder asistir a las empresas forestales que hace 30 años atrás estaban afectadas por muchos accidentes laborales, entonces parte esta empresa con ingenieros en prevención de riesgos, lo que me obliga también a mí a recibirme como Ingeniero en Prevención de riesgos. Entonces la seguridad de los trabajadores forestales se liga con el tema de la capacitación y gracias a los contactos internacionales, en Alemania, visito centros de entrenamiento para jóvenes trabajadores del área forestal y replicamos esto, pero adaptado a la realidad chilena, porque no había mucho entusiasmo por parte de los recién egresados de entrar en este mundo. Entonces trajimos simuladores mecánicos que muestran que pasa en distintos escenarios y cómo ocurren los accidentes. Eso lo aplicamos en Forestal Arauco durante cerca de una década, certificando a más de 1500 trabajadores, hasta que el proyecto terminó por nuevas políticas de dicha empresa”.

Así con el pasar de los tiempos fueron creando nuevas áreas y servicios ligados al bosque que han hecho de
K&P verdaderos líderes y referente en el mercado forestal y ciertos profesionales del bosque.

SIEMPRE INNOVANDO Y AL RITMO CON LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS

Desde la importación de los simples zapatos con clavos hasta las últimas maquinarias de la industria de la extracción forestal, K&P siempre se ha mantenido a la vanguardia tecnológica, buscando desarrollar el que hoy por hoy es uno de los sectores productivos más importantes de la economía nacional y uno que sigue en constante crecimiento.

“Hoy, en Colombia, por ejemplo, hemos vendido mucha tecnología, hecho escuelas de capacitación, hemos transferido mucho conocimiento. En Chile también a raíz de la tecnología, la escasez de la mano de obra, la juventud que no quiere ir al bosque, los viejos que se están jubilando todo se ha ido mecanizando y automatizando, esa es la cuarta revolución industrial en el área forestal primero fue el hacha, la segunda es con la motosierra, la tercera es cuando llegan las maquinarias con orugas, con cables, tractores especiales y la cuarta es esta, donde las personas son cada vez menos necesarias y entran máquinas ultra eficientes y que sólo requieren de un operador. En eso estamos ahora viendo la última tecnología para aportar y enseñar a las empresas y los trabajadores”, indica el Gerente General de empresas K&P.

Pero el interés por la tecnología y la innovación no sólo se limita a la extracción, sino que además esta empresa se ha especializado en el combate de incendios industriales y forestales. Así fue implementando novedosos sistemas para la época, desde los ahora infaltables sprinklers (aspersores) hasta sistemas automatizados de protección. Además creó brigadas de combate especializado, principalmente para feriados y paradas de planta y participan como instructores y auditores del sistema de protección y combate de incendios forestales de Arauco.

SERVICIOS PARA TODOS

Con el curso de los años empresas K&P se han especializado en diversas áreas, formando a especialistas y sumando a profesionales de primer nivel.

Hoy por hoy realizan servicios de protección de plantas industriales que incluyen asesorías en planificación, sistema de guardia y entrenamiento de brigadas de incendio, además de control de riesgos en faenas forestales y fundamentalmente capacitación y entrenamiento nacional e internacional.

Dentro de los cursos disponibles para capacitarse en el área forestal se encuentran: Trepado de árboles e instalación de soportes intermedios; Técnicas en Operación de Maquinaria pesada de Cosecha Forestal; Operación Segura Durante el Trozado con Motosierra; Técnicas de Operación e Instalación de la Torre de Madereo para Jefes de Líneas; Ejecución de Operaciones seguras con cables y estrobos aplicadas a faenas forestales; Operación segura de la motosierra para volteos especiales; Técnicas de operación segura con motosierra; Operación de cables y estrobos en faenas forestales y Técnicas de estrobado en faenas forestales.

En el área industrial, en tanto, ofrecen cursos de: Gestión de Sustancias y Residuos Peligrosos; Técnicas de control de Incendio Estructural; Control de Emergencias Químicas; Seguridad de vehículos en Incendios Forestales y Herramientas para la Administración de Emergencias, entre otros todos con franquicia Sence, ya que es Otec certificada con Nch 2728 e Iso 9001.

VOLTEO ESPECIAL DE ÁRBOLES

Uno de los servicios estrellas de esta empresa es el Servicio de volteo con condiciones de alto riesgo para el que cuentan con los mejores profesionales a nivel nacional, asegurando el éxito de las operaciones.

”En las ferias forestales de Europa conocí a los escaladores, son tipos que son especialistas y es una actividad muy profesional en el viejo continente, son los arboristas, que se dedican más que a botar a podar árboles en las casas. A los “gringos” no les puedes tocar un castaño o un encino en su casa, contratan a estos especialistas que se encaraman con una infinidad de equipos desde arneses hasta motosierras de mano y van adornando y sacando ramas de las líneas eléctricas y telefónicas y armando el tema y cuando deben sacar algo para construir lo botan, pero a pedacitos para disminuir los riesgos”, explica el Kahler.

En ciertas casas se pueden utilizar maquinarias o elevadoras, pero en otras los accesos son limitados y es ahí cuando entran estos arboristas, esa experiencia es la que trajo a K y P, entrenado a profesionales altamente calificados para escalar y logró armar esta unidad que comenzó cortando las copas de los árboles para la instalación de cables aéreos.

Las grandes empresas mandantes como los son Forestal Arauco y Cmpc contratan sus servicios para despejar poblaciones, helipuertos y hasta las plantas en diversos sectores del país y luego más empresas se sumaron y además han hecho varios trabajos para inmobiliarias e incluso particulares. Se trata de un equipo muy especializado que además cuenta con las mejores maquinarias de Stihl, sponsor oficial de K&P.

VOZ DE LA EXPERIENCIA

Con casi 50 años en el rubro forestal y más de tres décadas como independiente, Augusto Kahler sigue rodando y apasionándose por su trabajo. Su sello es el constante aprendizaje y la adaptación al cambio, en un sector productivo que ha avanzado y sigue enfrentando desafíos a diario, especialmente en estos tiempos convulsionados.

“Hay mucho trabajo que hacer aún, somos considerados un país forestal en el extranjero, pero nuestra gente no tiene educación en este campo, en Alemania, Finlandia y otros países desarrollados en el área forestal, en las escuelas se habla del tema, se les enseña a los niños, aquí somos como bajo perfil, nos cerramos, nunca llegamos a las escuelas, nunca les explicamos a las comunidades qué es la celulosa, cómo se trabaja la madera, que es un aserradero, etc. Las empresas cometieron un error al no mostrar lo que se hace, generaron distancia y hoy con lo que está pasando es aún peor. No hay cultura forestal en nuestro país”, comenta el hombre de 70 años que repasa los éxitos y satisfacciones a lo largo de una carrera que aún no llega a su fin.

“K&P me ha dejado mucho. La satisfacción de crear la empresa y dar empleo bueno es la primera, trabajo digno y bien remunerado que permitió a familias surgir, llevar a sus hijos a la universidad y el agradecimiento que te ofrecen es muy satisfactorio. Poder trabajar con mi hija y verla crecer profesionalmente a mi lado es otra cosa impagable. El conocimiento que he obtenido, el conocer las últimas tecnologías y a la vez poder enseñar también es sensacional. Finalmente el poder viajar y conocer distintas culturas con mi señora es otra satisfacción enorme”, dice emocionado Augusto.

Aún con energía para compartir y enseñar don Augusto entiende que es hora de empezar a frenar su ritmo, pero sigue con proyectos que lo motivan.

“Mi sueño de siempre fue tener mis empresas, quería dar trabajo, hacer cosas que me gustaran, desarrollar. Un trabajo apatronado te amarra mucho a hacer cosas que no te gustan y a mí me gusta el desarrollo, andar buscando y viajar y eso no te lo permite el trabajo en una compañía, ni siquiera siendo gerente. Pero como mi ‘propio jefe’ tengo la posibilidad de viajar dos veces año, cerrar negocios en distintas partes del mundo, ahora mismo estamos en negociaciones con una gran empresa en Austria, haciendo capacitaciones en Colombia y así. Estoy empezando a alejarme de las responsabilidades, a tomar las cosas con más calma, ya no tengo apuro, me doy licencias, pero quiero seguir viajando, conociendo las últimas tendencias, asistiendo a ferias forestales en todo el mundo y aportar con un granito de arena al rubro forestal en Chile. El desafío de los jóvenes hoy se refleja en lo que creo haber hecho, emprender en algo que me gusta y apasiona”, cierra el innovador ingeniero… un verdadero profesional del bosque.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.