Sus rojos rulos al viento vuelan a toda velocidad mientras corre por las calles de Andalué en su impecable tenida deportiva. Sus zapatillas siguen aplanando calles a pesar de que ella ya tiene 59 años. Su pequeño chihuahua ladra al acompañarla como antes lo hacía su amado poodle Brad, que la dejó hace apenas unas semanas. La carrera continúa…

Si eres vecino de Andalué es más que probable que esa escena se te haga familiar y es que la mujer detrás del relato es nada más y nada menos que Claudia Catalán Orrego, profesora de educación física y una de las más destacadas deportistas master de nuestro país.

Claudia es, sin duda, una mujer llena de vigor y alegría. Con tan sólo cruzarse en tu rúa puede hacerte pensar en hacer ejercicio y ponerte tu mejor pinta deportiva aunque nunca antes se te haya pasado por la cabeza. Y es que incuestionablemente si hay algo que Claudia irradia, a simple vista, es una tremenda pasión por el deporte y un desborde de energía positiva.

Si la conoces tal vez sabrás que ella es digna admirar porque detrás de esa pequeña mujer de desbordante energía encontramos a una gigante gladiadora que a sus 59 años ha puesto en lo más alto la bandera de Chile en diversos campeonatos, que ha conseguido marcas y medallas para nuestro país en diversos campeonatos a nivel mundial y que sueña con seguir haciéndolo. Para ella el camino no ha sido fácil y hoy continúa peleando por cumplir alcanzar metas.

En junio nuestra querida maratonista va a asistir al mundial de atletismo máster que se llevará a cabo en Tampere, la segunda ciudad más importante de Finlandia. Es un largo viaje de más de 13 mil kilómetros unidos por un vuelo de casi 23 horas desde Santiago, más conexiones por tierra. Los costos y gastos son variados y elevados por lo que Claudia está reuniendo fondos para poder representar a nuestro país de la mejor manera.

Para que te animes a cooperar o simplemente conozcas a esta admirable vecina de Andalué y querida deportista nacional, en Revista Rúa te contaremos parte de su historia.

TODA HISTORA TIENE UN COMIENZO

Claudia Catalán Orrego es profesora de educación física, además de poseer un postgrado en teoría del entrenamiento deportivo, pero su pasión por el deporte comienza a muy temprana edad. Fue su padre, un hombre que practicaba deportes de manera regular quien la llevó por ese camino e influyó en su camino para convertirse en deportista.

Gimnasia deportiva, natación y atletismo fueron algunas de las disciplinas que practicó desde pequeño, toda su familia se considera amantes del deporte, a causa de su padre, quien siempre los impulso a realizar actividad física. Si bien Claudia comenzó con la gimnasia, pronto el atletismo se transformaría en su pasión y obsesión.

Y así llegaron los tiempos universitarios. Mientras estudiaba educación física en la UdeC, se transformó en triatleta profesional y fue una de las primeras mujeres de la región en practicar esta desafiante prueba. Fueron 11 años de alegrías, medallas y sacrificio, pero toda historia también tiene un final ¿o no?

¿EL ADIOS?

De la triatlón Claudia pasó a las maratones y carreras de fondo. Sin embargo, en 1993, participó en la maratón de Nueva York y se despidió oficialmente del atletismo competitivo.
“Decidí colgar las zapatillas y dedicarme a trabajar como profesora de educación física” recuerda con nostalgia Claudia.

A pesar de su alejamiento de la competencia Claudia permaneció activa, sana y siempre unida al deporte de una u otra manera. Tras varios años trabajando como profesora y personal trainer en reconocidos gimnasios de la zona sintió el llamado de ese viejo par de zapatillas otra vez. Corrían los primeros meses del 2013. Ya habían pasado 20 años desde su retiro del atletismo, pero apareció en su camino una carrera por el día del trabajador, fue un primero de mayo.

“Ese día llovía a cantaros, era un temporal y no la quisieron suspender… yo fui igual y recuerdo haber pensado ‘debo ser muy fanática para levantarme y correr bajo esta lluvia torrencial’” dice la atleta, pero todo pasa por algo.

Su esfuerzo y pasión fueron recompensados ese día, Claudia se metió dentro del podio obteniendo un tercer lugar, fue así como la posibilidad de volver al atletismo inundó sus pensamientos.

Ese tercer lugar fue la llamada y la motivación para volver definitivamente al atletismo, en un escenario distinto pero con los mismos objetivos de siempre. Pronto el sueño se hace realidad y es así como comienza la preparación para el mundial de atletismo master en Brasil de la mano de su hermano Pedro Catalán, quien la entrenó arduamente durante 4 meses.

La primera competencia fueron los 10K donde obtuvo el 6to lugar y luego participó en los 21K en Porto Alegre, con un resultado para ella inesperado.

“Me empecé a dar cuenta que iba super bien ubicada, pero sin saber mi lugar, así que comencé a apurar, cuando llegué a la meta, los chilenos estaban aplaudiendo”, al finalizar la carrera, Claudia había obtenido el 2do lugar.

Menciona que al darse cuenta de este resultado estaba tan emocionada que lo único que quería hacer era llamar a su familia para contarles. Sin una gran preparación Claudia Catalán se había transformado en Vice Campeona mundial. Todo un hito para ella y para nuestro país.

LA CARRERA MÁS IMPORTANTE

No hay duda, convertirse en Vice Campeona mundial es un gran logro, pero a veces las medallas no son lo más importante en la carrera.

Para Claudia el momento más importante de su renacer deportivo lo vivió en la bella ciudad de Perth, en Australia, en el año 2016.

El 5 de septiembre del 2016 su padre falleció dejando a Claudia sumida en un vacío y un gran dolor. La pena la llevó a la UCI de la Clínica Universitaria de Concepción por alrededor de 10 días tras aparentemente sufrir un infarto cardíaco.

Sin embargo, los exámenes demostraron que su corazón se encontraba en perfectas condiciones. El motivo tras la crisis fue una afección cardíaca denominada “Síndrome del corazón roto”, que se originó a partir de la pérdida reciente de su papá. Finalmente fue el deporte su consuelo y su aliento.

Un mes y medio después Claudia viajó a Perth y participó de los 21K con todo el resguardo y autorización medica correspondiente.

“Viaje por más de 20 horas y corrí con 35 grados de calor en Australia y salí octava, no lo podía creer, para mí es el mayor triunfo porque se lo dediqué a mi papá”, comenta emocionada la atleta sampedrina.

UN TICKET A FINLANDIA

Claudia Catalán actualmente se encuentra en preparación para participar en el Mundial de atletismo Máster que se llevará a cabo en Finlandia desde el 29 de junio al 10 de julio del presente año y seguramente tiene en su mente dedicarle un buen resultado a su perrito Brad que, sin duda, la acompañará desde el cielo al que todos los perritos van.

Pero lo cierto es que el viaje no es nada económico y las atletas de su categoría no reciben ayuda económica de parte del Ministerio del Deporte ni el gobierno y, por otra parte, la Federación Máster de atletismo tampoco cuenta con los recursos necesarios para poder apoyar a los deportistas que deben viajar. En definitiva cada participante debe financiarse, ya sea con dinero propio o con algún auspicio.

Por este motivo, actualmente Claudia se encuentra realizando una campaña para poder financiar su viaje y así representar al país y a la región. Esta campaña es realizada por eSponsor, una página encargada de la recaudación de fondos para distintas personas, donde los donadores se convierten en patrocinadores.

“Las personas pueden aportar voluntariamente desde 500 pesos, van al link que se encuentra en mi perfil de Instagram (@fitnesscata) y pueden aportar con cualquier medio de pago” menciona Claudia.

La meta para poder asistir al mundial es de 3 millones de pesos, cada aporte es importante y para motivar a las personas a donar, Claudia entrega recompensas, para aquellas personas que aporten 20 mil pesos o más pueden recibir a cambio un video de rutinas de ejercicio, de alimentación saludable, tips de relajación, etc. Por otro valor, la atleta puede utilizar el logo del auspiciador en la camiseta que utilizará en la carrera, además de nombrarlos en la prensa.

Para más información se puede ingresar a la página eSponsor.gg/claudiacatalan, donde se aceptan los aportes voluntarios.

A la fecha Claudia tiene un auspiciador que ha confiado en ella desde 2013, cuando decidió volver al atletismo, que es la Inmobiliaria Vellatrix Departamentos, que la ha apoyado con distintas sumas de dinero para poder costear algo de los viajes.

“Me gustaría que el Ministerio o el Gobierno vieran todo el esfuerzo que hacemos los deportistas máster. Deberían incentivar por medio de apoyo o por las competencias para que las personas puedan realizar deporte y que mejor dando el ejemplo con los adultos y adultos mayores”, reflexiona finalmente Claudia Catalán, sin cuestionamientos una inspiración para quienes aman el deporte o buscan dar un siempre necesario giro a su vida y comenzar a hacer ejercicios… tal vez pronto te encuentres corriendo con ella por las calles de Andalué.


Notice: Undefined variable: post in /home/revistar/public_html/wp-content/themes/newsup/inc/ansar/hooks/hook-index-main.php on line 117

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *