Dejar de lado el ajetreo de la vida diaria y el estrés laboral era lo que Carolina necesitaba en su vida, es así como una oportunidad llegó hasta ella y la llevó a incursionar en el área de la aromaterapia y aromacología lo que generó un antes y un después en ella y que la llevó a vivir un lado B en su vida profesional y personal

No hay nada más energizante que evocar momentos y trasladarnos, aunque sea sólo con los recuerdos, a ese instante de nuestra vida que nos hizo tan feliz. En ese punto, es nuestro sentido del olfato el que tiene una capacidad poderosa, a través de la percepción de los aromas, de hacernos recordar gratas memorias y revivir intensamente ese momento especial.

Para la Ingeniero Civil Químico, Carolina Valentin, esto comenzó hacerle cada vez más sentido y la pandemia agudizó la necesidad de hacer un balance en su día a día, compensar esa vida ajetreada que la llevó a ejercer por más de 12 años en una reconocida empresa de la región y posteriormente, a formar y dirigir al grupo de empresas Atia dedicada a la ingeniería de proyectos en sustentabilidad industrial, pero con el mismo peso por las características de su profesión, dónde las ciencias más ‘duras’ son las protagonistas.

“Gradualmente he ido cambiando mi filosofía de vida, optando por tener una vida más balanceada en la cual los aromas son un recurso, dentro de muchos otros, para mejorar la calidad de vida frente al ritmo vertiginoso que vivimos hoy. La pandemia hizo que me conecte con los aromas, pasaba tanto tiempo encerrada, que el sentir la conexión con la naturaleza a través de los aromas, hacía que lograra renovar el ambiente y la energía”, recuerda.

BIOGREEN: CREADOR DE BIENESTAR

Fue en plena pandemia, que una amiga le regaló un difusor con aromas de la reconocida empresa Argentina, con presencia internacional, Biogreen, desde ese entonces, no ha dejado de utilizar los aromas. Biogreen se dedica a la comercialización de difusores de aromas, aromatizantes ambientales textiles, aceites esenciales, entre otros productos de la misma línea, pero con un sello que certifica su quehacer y responsabilidad desde el ámbito social, financiero y medioambiental que los llevó a obtener la certificación B.

“No puedo olvidar que sentí el aroma y logré evocar momentos agradables, tomé consciencia de cómo ellos producían cambios en mí, en mi estado de ánimo y en mi energía, luego conectaba con el momento presente y dejaba de pensar tanto en lo que pasó o en lo que pasará, sobre lo cual no tenemos control, y es en ese proceso, en donde los aromas se transformaron en un recurso importante para mi bienestar”, señaló Carolina.

Tal fue su satisfacción con los productos de Biogreen que decidió invertir y comenzó a comercializar la marca, “quería que lo que yo viví fuera compartido por más personas”, recuerda, así fue como el éxito que logró en sus ventas generó que fuera nombrada Directora Regional de la marca supervisando a un equipo de más de 130 personas de las regiones de Maule, Ñuble y Biobio, principalmente.
“Conocí el producto, después la empresa de cerca, descubrí que tienen certificación B, eso me gustó, porque tienen un concepto de responsabilidad social muy desarrollado, incluso el año pasado lograron en Chile el Premio Sustenta, por su contribución a generar un impacto positivo en la sociedad y este año generaron una alianza con la Fundación Un Techo para Chile. Estos logros se ven reflejados en cómo las utilidades son repartidas de manera justa en la cadena de distribución. Biogreen presenta una oportunidad para quien quiera emprender, o complementar sus ingresos, con una inversión inicial comparativamente muy baja. Puedes acceder a un precio mayorista con una inversión aproximada de 70 mil pesos, mientras que otras marcas no baja de los 300 a 400 mil pesos, dejando personas con menos recursos sin la posibilidad de emprender. Si bien comencé con los aromas como un recurso para mi bienestar, la verdad es que hoy compartir esta oportunidad para generar emprendimiento local me hace muy feliz” sostuvo.

Según relató Carolina, los productos de Biogreen se caracterizan principalmente por su calidad en términos de gama aromática y persistencia y eso es lo que la hizo consolidar su éxito como representante de la marca argentina. “El formato de spray tiene una duración de 4 a 6 horas cuando es aplicado en telas, en el caso de los difusores de varitas también su fijación es alta. Muchos tienen la idea que las varitas son más decorativas que aromáticas, pero en el caso de Biogreen están hechas para aromatizar un espacio de 20 metros cuadrados. Si el espacio es más grande, incorporas más difusores o complementas con room spray, no obstante lo anterior, el efecto de fijación y durabilidad es superior en comparación a productos similares de otras marcas y a menor costo”, aseguró.

PRANA: ENERGÍA VITAL

Pero Biogreen abrió más de una puerta en la vida de la ingeniera y la llevó a concretar una idea que tenía hace años, es así como nació Prana Life, un espacio en el que Carolina ofrece varias líneas de productos que van en línea con la aromaterapia, aromacología (terapia para modificar los estados de ánimo a través de los aromas) y decoración, pero desde una visión sustentable y de economía circular.

“El nombre tiene un sentido profundo para mi, Prana significa energía vital, lo que nos mueve, el sentido de la vida, nuestra conexión con la naturaleza y el universo que nos permite alcanzar el propósito de la vida que es ser feliz y el disfrutar de los detalles simples, esperaba el momento en que pudiera concretarse este emprendimiento. Una amiga identificó esta oportunidad y me invitó a ser parte del proyecto Andalué Concept Store, la verdad es que no lo pensé mucho, y le dije que sí”.

Es así como aproximadamente hace un mes Andalué Concept Store abrió sus puertas y Prana es parte de las marcas que forman parte de este Concept Store en el barrio, donde no tan sólo ofrece en su línea de aromas productos de Biogreen sino también de otras marcas reconocidas.

En la línea aromática encuentras en formato de varillas, room spray y velas, además de aceites esenciales, piedras aromáticas, difusores para los autos y brumas para las almohadas que se aplican antes de dormir e inducen el sueño.

“Las varillas por lo general tienen una duración de 30 a 60 días desde que las abres. En Room Spray tenemos Biogreen y Laura Ashley, una marca que a mí me encanta y que lamentablemente se fue de Chile por lo que tenemos que traerla desde Europa y en velas tenemos la marca chilena La Boheme que incluye piedras semipreciosas que amplifican su efecto vibracional con el fuego de la vela equilibrando las emociones, son como pilas para uno, otras también súper innovadoras de la línea Woodwick que son velas de madera que aparte de su aroma distintivo tienen el sonido que hace una chimenea prendiéndose como una mini fogata. Otra marca que me gustaría destacar es Yankee Candle, con una gama aromática complementaria a la que tiene La Boheme o Woodwick, son aromas típicos que sientes en tiendas o pastelerías en el extranjero. Por último, contar una novedad, ya que estamos próximos a lanzar nuestra propia línea de velas de cera de Soya 100% natural con aromas que siempre nos piden como Manzana Canela, Coco Lima, Frutos Rojos o Verbena.

En la línea Deco el sello que Carolina ha querido plasmar es que la mayoría de los productos están adquiridos en un radio menor a 100 kilómetros a la redonda con el objetivo de promover el emprendimiento local y la economía circular. “Tenemos canastos de fibras naturales; Terrarios con suculentas y cactus los cuales son espectaculares para absorber la radiación para quienes pasamos mucho tiempo frente a un computador; Papelería utilitaria de diseño nacional; individuales acuarelados, estuches para los cubiertos; una línea para regalar o para celebraciones como por ejemplo posa vasos con frases típicas chilenas como el ´somos amigos o no somos amigos’ o definiciones de dichos como ´estar arriba de la pelota’, tablas de picoteo, mándalas que están elaboradas en la zona y que por sus patrones simétricos sirven como objeto de meditación o simplemente para desconectarse y resetear la mente” relató.

Si bien el mundo y las personas no cambiarán de un día para otro, empresas como Biogreen o pymes como Prana son un ejemplo de los cambios y las oportunidades que ofrece la vida, que en el caso de la vida de Carolina, le ha permitido balancear una vida profesional, con estrés, ajetreo y problemas varios a tener una vía escape, un lado B, con uno de los recursos que hay para ello como son los aromas y que está dispuesta a traspasar y masificar al mando de Biogreen y en su propio espacio en Prana.

“El sello de Prana es evocar lo que la naturaleza te da para tu bienestar, todo esto a través de aromas naturales, esencias, piedras, materiales reciclables. Aquí no encontrarás una línea de lujo, o estéticamente pretensiosa, aquí queremos utilizar lo natural, lo simple que nos permita mejorar nuestra calidad de vida y tener los recursos a disposición para todo aquel que busque una vida feliz y plena.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.